Moneda

Idioma

Anatomía del cuerpo humano

Anatomía del cuerpo humano

La línea frontal profunda (DFL) a menudo se denomina "núcleo".

Recorriendo casi toda la longitud del cuerpo, el DFL conecta los músculos de la mandíbula con las plantas de los pies a través del cuello, el pecho, el abdomen y la pelvis. El término "núcleo" destaca el apoyo interno que brinda cuando la línea frontal profunda está activada y tonificada. El DFL se aprovecha en el golpe del talón (flexión de la cadera) y el empuje (extensión de la cadera) a través de las conexiones e 'interruptores' que se extienden desde la cabeza hasta los pies. En la pierna, el DFL comienza con los tres músculos del compartimento posterior profundo, cruza la cara medial de la rodilla y se divide en los aductores anterior y posterior que viajan anterior y posterior a la articulación de la cadera. Esta disposición permite que esta línea esté activa tanto en la flexión como en la extensión de la cadera. Desde sus respectivas inserciones en la cadera, viajamos a las cavidades pélvica, abdominal y torácica, y finalmente llegamos a la cabeza a través del complejo hioides y la garganta.

Deep Front Line incorpora gran parte de la miofascia íntima. Su fascia envuelve nuestras vísceras y está íntimamente asociada a nuestros estados emocionales e incluso a nuestra sexualidad. Muchos factores están involucrados en permitir que esta importante línea desempeñe sus diversos roles en el movimiento. Requiere equilibrio con las líneas miofasciales más superficiales, que deben estar lo suficientemente libres para permitir que las fuerzas tensionales viajen al tejido más profundo. Por otro lado, los problemas internos de la DFL, como la salud interna (ya sea emocional o estructural), pueden reflejarse en el exterior, ya que las líneas externas que rodean la DFL deben compensar un "núcleo deteriorado".

La línea frontal profunda

Si seguimos la porción anterior de los aductores desde el tubérculo del aductor en el epicóndilo medial, el compartimento fascial se desplaza hacia el trocánter menor a través de los aductores largo y corto y el pectíneo. Estos músculos se unen a la rama púbica, pero su tabique fascial se fusionará con el del ilíaco y el psoas, ya que su tendón unido cruza la parte frontal de la pelvis. Esta línea anterior une el interior del pie con el diafragma a través de tres vías: el psoas, el cuadrado lumbar y el ilíaco, y el pectíneo y el psoas menor. Esta porción anterior se enganchará durante la extensión de la cadera, especialmente cuando se combina con la rotación interna y la abducción. Esta combinación es la posición ideal para participar a través de esta línea fascial en el despegue.

Si seguimos la línea posterior a lo largo del tabique aductor posterior, viaja a la rama isquiopubiana con el aductor mayor, que se funde con la fascia del obturador interno y, por lo tanto, con el suelo pélvico. Desde el suelo pélvico, la continuidad miofascial continúa hasta la cabeza a través del ligamento longitudinal anterior o la parte profunda del transverso del abdomen, que se mezcla con los revestimientos intracavitarios abdominal y torácico, llevándonos a la garganta para llegar a la cabeza. La tensión de esta línea posterior en el muslo es importante para el apoyo del “núcleo” en el golpe del talón.

Aquí, Philippa Butler analiza Deep Front Line;

Para obtener más información sobre la línea frontal profunda y la biomecánica de la parte inferior del cuerpo, echa un vistazo a nuestro curso; "Biomecánica - Parte Inferior del Cuerpo", haciendo clic en la imagen de abajo;

Biomecánica - Imagen del curso de la parte inferior del cuerpo

PLANES DE MEMBRESÍA DE EDUCACIÓN

ACCESO ILIMITADO

DESDE $19.95/mensual

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

feel good learning
NAT global campus

Learn More for Less

Unlimited access to all courses for just $19.95/mo

Save on Top Rehab Tech

Scraping, a manual, ancient practice where pain points are worked with a gua sha (smooth-edged tool), reportedly increases blood flow by up to 400 per cent more than foam rolling and massage guns. By breaking up old, damaged blood vessels to promote new growth and healing, these tools are useful for getting into the nooks and crannies of a pain point, especially in delicate areas like along the shin muscles and under the foot.

Tim Tian has taken the scraper idea and supercharged it, creating a manual, triangular tool that blends heat and vibration therapy. “Cold blades stiffen muscles, blocking a deep release,” he says.

The heated scraper device takes just three seconds to reach 50ºC. This helps muscles soften, making it easier to massage away tension, increase blood flow and promote healing. The scraper is specially great for alleviating delayed onset muscle soreness (DOMS) in the quads, and provides a relaxing switch-up from the foam roller slog.