Moneda

Idioma

Levator Scapulae - Anatomía del punto gatillo

Los terapeutas a veces utilizan los MET en combinación con protocolos de terapia de puntos gatillo.

Las Técnicas de Energía Muscular (MET) surgieron como una forma de diagnóstico y tratamiento manipulativo osteopático en el que los músculos del cliente se utilizan activamente a pedido, desde una posición controlada con precisión, en una dirección específica y contra una contrafuerza claramente ejecutada por el practicante.

Tratamiento MET para el elevador de la escápula

Para este tratamiento el cliente está en decúbito supino. El terapeuta, mientras brinda apoyo, guía la cabeza del cliente hacia un lado, seguido de una flexión.

Si se siente una resistencia antes de que el mentón toque el pecho, esto indica un acortamiento relativo del elevador de la escápula.

Algunos terapeutas encuentran más apropiado tratar el elevador de la escápula desde la posición de prueba (que se muestra al final de este blog), en lugar de colocar al paciente en una posición alternativa.

Será una cuestión de elección, pero generalmente es más cómodo tratar el elevador de la escápula desde la posición supina.

Hay ciertos momentos en los que el cliente no puede adoptar una posición supina, ya que esto puede causar molestias, por ejemplo, aquellos que presentan dolor en la columna cervical.

En este caso, la posición sentada sería más apropiada para un tratamiento TEM.

Posición para el tratamiento MET del elevador de la escápula

Desde la posición de unión, se le pide al cliente que empuje la columna cervical en extensión para iniciar la contracción del elevador de la escápula.

Después del tiempo apropiado y en la relajación, la columna cervical del cliente se flexiona aún más, con un movimiento de rotación hacia la izquierda adicional (como se muestra en la ilustración a continuación).

Se anima a la columna cervical a una mayor flexión para alargar el músculo elevador de la escápula derecho. El mentón se lleva hacia el pecho, con el terapeuta estabilizando la escápula derecha.

Nota: el elevador de la escápula trabaja en una contracción excéntrica cuando la posición cervical se mantiene con la cabeza adelantada; esto indica que el músculo está en una posición alargada pero todavía en un estado contraído.

El cliente puede experimentar dolor en la inserción del elevador de la escápula en el ángulo superior de la escápula.

Si este es el caso, un MET para alargar una estructura ya alargada podría no ser apropiado.

Método de prueba común

Un método común para probar el elevador de la escápula es desde la posición sentada que se muestra en la siguiente ilustración.

El terapeuta asiste suavemente el movimiento de la cabeza y controla la columna cervical en aproximadamente 30 grados de rotación hacia la derecha.

Una vez que la columna cervical está en la posición de rotación, el terapeuta fomenta la flexión cervical e intentará aproximar la barbilla del cliente a su pecho.

La mano derecha del terapeuta evita que la escápula se eleve. Cuando el terapeuta siente un nudo, se observa el rango de movimiento.

Si el mentón puede aproximarse al tórax sin resistencia, el elevador de la escápula generalmente se clasifica como normal.

 

 

 

 

Premio NAT Trigger Point Therapy CE CEU CPD Cursos

Este blog de terapia de puntos gatillo está destinado a ser utilizado únicamente con fines informativos y no está destinado a ser utilizado para un diagnóstico o tratamiento médico ni para sustituir un diagnóstico y/o tratamiento médico prestado o prescrito por un médico o profesional de la salud competente. Esta información está diseñada como material educativo, pero no debe tomarse como una recomendación para el tratamiento de ninguna persona o paciente en particular. Consulte siempre a su médico si cree que necesita tratamiento o si no se siente bien.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

feel good learning
NAT global campus

Learn More for Less

Unlimited access to all courses for just $19.95/mo

Save on Top Rehab Tech

Scraping, a manual, ancient practice where pain points are worked with a gua sha (smooth-edged tool), reportedly increases blood flow by up to 400 per cent more than foam rolling and massage guns. By breaking up old, damaged blood vessels to promote new growth and healing, these tools are useful for getting into the nooks and crannies of a pain point, especially in delicate areas like along the shin muscles and under the foot.

Tim Tian has taken the scraper idea and supercharged it, creating a manual, triangular tool that blends heat and vibration therapy. “Cold blades stiffen muscles, blocking a deep release,” he says.

The heated scraper device takes just three seconds to reach 50ºC. This helps muscles soften, making it easier to massage away tension, increase blood flow and promote healing. The scraper is specially great for alleviating delayed onset muscle soreness (DOMS) in the quads, and provides a relaxing switch-up from the foam roller slog.